Nuestra heladera es el corazón de la cocina. Dependemos de ella para almacenar con seguridad todos nuestros alimentos perecederos, hasta que estemos listos para usarlos. La heladera normalmente recibe mucho uso, y solemos llenarla demasiado, olvidarnos de las sobras, dejar derrames hasta que se cristalicen…. Sin embargo, para evitar olores desagradables y mantener tu heladera como funcionando como querés, lo mejor es limpiarla al menos una vez al mes.

Hoy en Casa del Audio te brindamos una serie de tips para que la limpies fácil y rápidamente tu heladera.

1. Saca los alimentos

Colocá cualquier alimento viejo o vencido en la basura, y retira los que están en buenas condiciones para colocarlos en una heladerita y estén fríos mientras limpias.

2. Retira los estantes y cajones

Saca todos los estantes y cajones desmontables y colocalos a un lado. Si son de plástico, podés lavarlos inmediatamente con jabón para lavar platos, pero las piezas de vidrio y de cerámica, de ser el caso, deben dejarse calentar a temperatura ambiente para evitar roturas.

3. El interior de la heladera

Utilizá un paño limpio con agua tibia y detergente suave como jabón para lavar los platos. Comienza de arriba hacia abajo para evitar que se goteen las partes ya limpias. Los elementos difíciles de quitar que estén pegados, pueden intentar retirarse colocándoles un paño con agua caliente durante unos minutos. El área será más fácil de limpiar luego. Asegúrate de enjuagar los paños varias veces para que no haya rastros de suciedad. Detente especialmente en las grietas inferiores donde son más frecuentes los derrames. Por último, encargate de las puertas interiores.

4. Estantes y cajones

Ya que tus estantes y cajones han tenido tiempo de calentarse gradualmente, podés limpiarlos y secarlos a fondo. Ten cuidado especialmente al manipular estanterías de vidrio resbaladizas. Los guantes para lavar platos podrían ser muy útiles para prevenir accidentes.

5. Secar el interior

Emples un paño seco y limpio o alguna toalla. Limpia el interior de la heladera para asegurarte de que está completamente seco, no olvides secar también las puertas interiores.

6. Coloca de nuevo los alimentos

Coloca nuevamente los alimentos dentro de la heladera. También es un buen momento para lavar cualquier jarra o recipiente que pueda volver a ensuciar la nevera,como frascos de mermelada, jalea, etc. Trata de emplear paños limpios y seca con cuidado también los recipientes.

7. El congelador

Usá los mismos métodos que mencionamos antes para limpiar tu congelador. Lo bueno es que rara vez los congeladores tienen derrames, y podés limpiarlo con menos frecuencia que la heladera. Probablemente nada más necesités revisar y eliminar los alimentos caducados. Si el congelador requiere una limpieza más profunda, podés emplear también un poco de agua caliente.

8. El exterior

Comenzando por la parte superior, limpiá el exterior de la heladera usando agua caliente y un jabón suave para platos. Si tenés un heladera de acero inoxidable, usa un trapo suave que no lo raye y vinagre o un limpiador de vidrio para mantenerlo brillante. No olvides limpiar el sello de goma del borde de la puerta usando jabón para platos y agua tibia.

9. Según modelo

Algunas heladeras tienen una bandeja de goteo extraíble donde se recoge el agua de condensación. Retira la parrilla de la parte inferior delantera y usá una linterna para encontrar la bandeja de goteo. La encontrás en la parte superior de las bobinas del condensador. Las bandejas de goteo podrían ser mohosas, así que usá guantes y limpia bien antes de volver a colocarla.

10. Prevení

Lo mejor es limpiar los derrames a medida que suceden, y cada semana botar la comida que ya no sirva, en vez de realizar limpiezas profundas cada mes. Así, además, cuidás tu heladera de daños.

En Casa del Audio contamos con heladeras y freezers ideales para tu familia, oficina, evento, ¡lo que querás! Consulta nuestras marcas, productos estrella y descuentos únicos vía web. Recuerda que podés retirar tus artículos en tienda o esperar que lleguen a la puerta de tu casa, ¡visitanos! Queremos conocerte.