Nos encontramos en una de las temporadas en las que probablemente usemos más nuestro sistema de aire acondicionado debido a las bajas temperaturas de algunas zonas del país por lo que es primordial que este funcione de la mejor manera posible.

Ya te dimos a conocer los principales beneficios que brindan los aires acondicionados, así como los aspectos que debes tomar en cuenta antes de comprar uno. Ahora, Casa del Audio te invitá a conocer las principales señales que determinarán si es el momento oportuno para cambiar tu sistema de aire acondicionado.

La unidad tira aire caliente o frío de manera inconsistente a su configuración

Uno de los signos más obvios de que necesitás reparar o cambiar tu sistema de aire acondicionado es cuando ya no enfría o calienta una habitación de manera apropiada. Los niveles regulares de ventilación todavía se producen, sin embargo, si el aire no sale ni frío ni caliente a pesar de haber sido configurado para ello, sabrás que hay un problema.

Durante el uso regular y cada cierto tiempo podrías experimentar un poco de aire más cálido en una configuración fresca, a pesar de ello, si tu unidad produce aire frío siempre, es tiempo de investigar. La causa podría deberse a diversos factores como bajos niveles de refrigerante, sin embargo, la producción de aire cálido cuando la unidad está programada para una temperatura baja, indica problemas más serios, tales como un compresor dañado.

Si la temperatura que se produce también es inconsistente con las características que has elegido, es posible que tengas que reparar o considerar reemplazarlo. Si ciertas habitaciones a menudo se vuelven muy frías y otros cuartos no parecen tener aire frío, o si la unidad produce aire caliente e incoherente, vale la pena que su técnico de aire acondicionado inspeccione las válvulas, los filtros, las bobinas y los desagües de condensación. ¿En el peor de los casos? Necesitarás una nueva unidad.

La unidad ha disminuido el flujo de aire incluso después de haber limpiado los filtros

Las disminuciones significativas en el flujo de aire son otra señal de que el sistema de aire acondicionado puede estar defectuoso. Si el termostato está ajustado a una temperatura razonable y sale poco o nada de aire de las rejillas de ventilación o si tu hogar todavía está demasiado caliente, entonces la unidad de aire acondicionado simplemente no está funcionando a su nivel óptimo. Comunicate con el servicio de atención y organiza una limpieza exhaustiva del filtro, y si todavía tenés los mismos problemas, podría tratarse de un incoveniente con el compresor de la unidad, en cuyo caso, sí, es hora de un nuevo sistema de aire acondicionado.

La unidad hace ruidos extraños o realiza emisiones extrañas

Si el aire acondicionado funciona correctamente, debería funcionar de la manera más silenciosa, por lo que si comenzás a escuchar ruidos que están fuera de lo normal, definitivamente es hora de que le hagan mantenimiento.

Los cambios de ruido menores pueden significar simplemente que las reparaciones se han hecho de manera correcta, es posible que el ventilador no funcione correctamente, que un mecanismo interno esté obstruido o que algo dentro de la unidad se haya aflojado. Sin embargo, si los ruidos son cada vez más fuertes (como zumbidos, traqueteos o chirridos), podría indicar un problema grave y es posible que se requiera un reemplazo.

Lo mismo ocurre con las emisiones inusuales. Los malos olores pueden significar que el aislante de la unidad está dañado o que los conductos están sucios o mohosos. La suciedad, los hongos y el moho dentro de la unidad pueden hacer circular fácilmente el aire contaminado en toda la casa, lo que puede ser un grave riesgo para la salud de vuestra familia. El problema podría ser que el filtro solo necesita ser reemplazado, sin embargo, si el problema es a largo plazo o extremo, es hora de una nueva unidad.

El aire acondicionado está goteando o produciendo exceso de humedad

Algunos sistemas de aire acondicionado emiten naturalmente pequeñas cantidades de condensación, lo que a menudo provoca el goteo de agua de la unidad (fuera de la casa).

En su mayor parte, sin embargo, su unidad de aire acondicionado debe permanecer seca, independientemente de si está en uso o no, y no debe haber humedad dentro de la casa, así como fugas o aumento repentino de la condensación.

La opción más segura es reservar un servicio de aire acondicionado lo antes posible, ya que la unidad podría representar un riesgo de seguridad significativo (todos sabemos que la electricidad y el agua definitivamente no se mezclan).

Algunas unidades pueden generar fugas de refrigerante, que también puede ser un riesgo para la salud, por lo que este tipo de problema también debe ser investigado por un técnico profesional. Identificarán de inmediato el origen de la fuga y asesorarán sobre si un nuevo sistema de aire acondicionado es la mejor decisión.

Las facturas de energía están aumentando de manera dramática

Durante ciertas épocas del año, a menudo verás cambios en las facturas de energía debido al uso del sistema de aire acondicionado, sin embargo, si las facturas repentinamente se disparan y has investigado otros factores que pueden haber causado el aumento, y todos los signos apuntan al aire acondicionado, puede ser hora de llamar al técnico para llevar a cabo una auditoría.

La disminución de su capacidad puede generar importantes aumentos en los costos de energía porque la unidad realmente está luchando por mantener la temperatura deseada de manera ineficaz. Su técnico probablemente reemplace sus filtros, los ventiladores, compruebe si hay nudos o grumos en la bobina de condensación, y si todo lo demás falla, es posible que deba reemplazar el sistema.

En el mejor de los casos, los sistemas de aire acondicionado se deben reparar una vez al año para mantenerlos limpios y en buen estado, y es bastante normal esperar alguna reparación menor ocasional o reemplazo parcial de vez en cuando.

Sin embargo, si tu unidad necesita reparaciones constantemente y / o su garantía ha expirado, el sistema simplemente no se ejecutará de manera eficiente y se agregará a lo que probablemente sea una factura de energía que ya está aumentando. ¡Es hora de reemplazarlo!

En Casa del Audio tenemos una variedad de sistemas de aire acondicionado. Revisá las especificaciones de cada equipo o visítanos en alguna de nuestras sucursales para que conozcas el rendimiento y versatilidad de todas nuestras opciones. Seguinos en Redes, ¡te queremos conocer!