Cosas como las bacterias, el sudor y otros problemas o lesiones en los pies pueden hacer que tus zapatos huelan mal, sobre todo dentro del zapatero. Hoy en Casa del Audio te brindamos algunos tips muy simples para mantener tus tenis libres de malos olores, ¡descúbrelos!

Bicarbonato de sodio

Un zapato maloliente no es rival para el poder de bicarbonato de sodio. Espolvorea libremente en tus zapatos y deja reposar durante la noche. Vacía el polvo en la mañana. También puedes hacer tus propios “espanta olores” reutilizables rellenando la punta de los viejos calcetines con 2 cucharadas de bicarbonato de sodio y atándolos en una nudo. Rellena los calcetines en cada zapato por la noche antes de dormir. Quita los calcetines por la mañana y verás cómo se eliminan los olores

Hojas de suavizante de tejidos

Coloca una toallita húmeda con suavizante dentro de tus tenis para neutralizar los olores.  Déjalo durante la noche o dentro de tu zapatera o bolso del gimnasio y déjala allí hasta que tu nariz te indique que es momento de cambiarla.

Sal

Las zapatillas y otros zapatos de lona pueden oler realmente mal, especialmente si usted los usas sin calcetines en el verano. Acaba con el mal el olor y absorbe la humedad de vez en cuando rociando un poco de de sal en tus zapatos de lona.

Aceites esenciales

Coloca unas gotas de aceites esenciales en tu zapato para darles un olor refrescante. Trata de usar eucalipto, clavo de olor, o aceite de árbol de té. Si no quieres poner el aceite directamente en tu zapato, pon unas gotas en un trozo de papel o un pañuelo de papel y colocalo en el zapato durante la noche.

Alcohol

Vierte alcohol sobre la parte sucia para ayudar con el hedor. No sólo el alcohol reducirá el olor, sino que también ayudará a desinfectar el zapato.

Bolsitas de té negro

El té negro contiene taninos, que funcionarán para matar las bacterias que se acumulan en tus zapatos y ayuda a eliminar el mal olor. Pon la bolsa de té en agua hirviendo durante 2-3 minutos. Retira la bolsa de té y déjala enfriar. Colócala en tu zapato durante aproximadamente una hora. Después de quitarla, limpia el exceso de líquido que queda en el zapato.

 

Talco para bebés

El uso de talco de bebé es una medida de precaución que puedes tomar antes de ponerte los zapatos para evitar que huelan mal. Si ves que eres propenso a tener mal olor en los zapatos, frota el polvo del bebé en tus pies antes de meterlos en el zapato.

Arena para gatos

Esto puede parecer un poco extraño, pero la arena para gatos contiene muchos desodorantes y absorbe líquidos. Colócala durante la noche en tus zapatos y sácala en la mañana

Congelarlos

Si ninguno de estas alternativas funciona para quitar el olor de tus zapatos, puedes congelarlos durante la noche. Pon tus zapatos en una bolsa sellable de plástico. Dejarlos en el congelador durante la noche y el frío matará las bacterias.

Naturalmente, meter tus zapatos a la lavadora es una de las mejores opciones para eliminar los malos olores, y es de las más recomendables, sobre todo, antes de meterlos en tu zapatero. Descubre las cómodas opciones en muebles para tu dormitorio que Casa del Audio te brinda, ¡y puedes escogerlo desde la comodidad de tu hogar!