Incluso si eres una persona que le preocupa en exceso la limpieza es probable que tu consola de PS4 atraiga el polvo, lo que podría provocar que se sobrecaliente o que se encuentre en peligro  de dañarse, algo que querrás evitar a todo costo. Usar aire comprimido y una franela seca para limpiar el exterior te ayudarán a evitar esto.

Además, es posible que el ventilador interior también necesite ser limpiado con aire comprimido, cada cierto tiempo, si es que notás un sonido cada vez más fuerte en tu consola. El aire comprimido y un paño seco pueden mantener los controladores limpios, aunque podrías necesitar una franela húmeda en ciertas ocasiones para remover la suciedad restante.

A continuación, Casa del Audio te brindá una simple manera en la que podés limpiar tu PS4 sin dañarlo:

Método 1: Limpiando el exterior

 

1. Desenchufá todos los cables

Primero, desenchufá el cable de alimentación de la consola para que no pase electricidad a través de este mientras lo limpiás. Luego, quitá los controladores de la consola. Haz lo mismo con cualquier cosa que podría estar conectada a este para que así puedas tener acceso a todos los puertos de la consola.

2. Coloca la consola en una superficie limpia

Si necesitás limpiar tu consola significa que también es importante mantener el lugar en el que se encuentra en buen estado. Quitá la consola de este lugar y colocala en una zona limpia y libre de polvo. Haz el trabajo mucho más sencillo colocando tu consola en un lugar en el que no se llenará de tierra todo el tiempo, que deberás limpiar constantemente.

3. Usa tu compresor de aire de manera correcta

Antes de empezar a limpiar tu costoso dispositivo electrónico con aire comprimido ten en mente que hay humedad dentro de este producto de limpieza. Además, mantenla entre 13 a 15 cm de distancia de tu consola ya que tenerla más cerca será menos efectivo. Para mayor detalle lee las indicaciones de uso de tu compresor de aire.

4. Quitá el polvo

Empezá disparando pequeñas ráfagas en las marcas que se encuentran en el centro de la consola. Luego, continúa con los puertos locales tanto del frente como de la parte posterior. Finalmente, quitá la mayor cantidad de polvo de las superficies restantes así como de los ventiladores.

5. Limpiá la consola con un paño de microfibra

Asegurate de usar un paño limpio y seco para remover el polvo restante, debido a que uno mojado podría dañar la consola. Limpiá todos los lados del exterior para finalizar. Como limpiarás cada lado siempre hazlo en una dirección continua lejos de la luz del sensor para que el polvo no termine ahí. Además evita que el polvo llegue a alguno de los puertos y arruine el trabajo que ya has hecho.

6. Limpia el lugar en el que lo guardas

Ubicá la consola en otro lugar y limpia la zona en la que la guardás. Dependiendo de cuánto polvo se haya acumulado y cuanto termina en el aire, mientras limpias dale tiempo al polvo para que se vuelva a asentar y vuelve a repetir el procedimiento. Luego de finalizar el proceso de limpieza vuelve a colocar la consola en el lugar de siempre.

Esperamos que estos tips que te brindá Casa del Audio sean de ayuda para mantener tu PS4 en buen estado por el mayor tiempo posible, recuerda que conservarla así depende de vos y el cuidado que le des.

En Casa del Audio podrás escoger entre increíbles consolas para disfrutarlas en familia. Aprovecha nuestros exclusivos descuentos en nuestro ecommerce. Visítanos y cambia para siempre los momentos de diversión en casa, ¡te esperamos!