En anteriores oportunidades te explicamos por qué los calefactores son un elemento clave para mantenerte caliente durante este frío invierno y cómo podés evitar sufrir accidentes inesperados con estas unidades. Si pensás adquirir un calefactor para esta temporada y aún no sabés cuál es el ideal para vos, no te preocupés, Casa del Audio te invita a conocer los tipos más populares.

1. Calefactor convencional

Este tipo de calefactor es el rey del mundo del calentamiento de los espacios cuando se trata de lugares de mayor extensión. Están llenos con un aceite de transferencia de calor para que este irradie hacia el área externa.

Estos calefactores son de bajo mantenimiento, no necesitan ser rellenados y son fáciles de limpiar. El calor es regulado con un termostato y dispersado a través de la habitación usando el flujo natural del aire, aunque algunos pueden venir con un ventilador que ayudará con el movimiento del aire.

Los calefactores convencionales son los mejores cuando el calor rápido no es una prioridad y el silencio es un requisito, esto los hace geniales para las habitaciones. Aunque no son recomendados para familias con niños o mascotas ya que las superficies son calientes al contacto.

Ubicación ideal: Sótanos, sala de estar, habitaciones que no sean de niños o lejos de mascotas.

2. Calefactor con sistema de ventilación

Estos calefactores son uno de los más populares y versátiles del mercado, además, cuentan con diversas opciones:

Oscilación: Son capaces de mantenerse fijos para detectar el calor o pueden ser ubicados de tal manera para variar y dispersar el calor a través de la habitación.

Temporizador: Los temporizadores permiten que el calefactor funcione durante un período de tiempo específico y que luego se apague automáticamente.

Control remoto: ¿La habitación todavía está un poco más fresca de lo deseado? Los ajustes son sencillos con un control remoto a tu lado. Los controles remotos te permiten manejar el termostato, activar / desactivar la oscilación y controlar la velocidad del ventilador, entre otras características. Algunos controles remotos contienen el termostato del calefactor, que mide la temperatura del lugar en el que te encuentras en lugar de donde está ubicada la unidad.

Termostatos digitales: Estos termostatos usualmente están iluminados y se pueden ver desde el otro lado de la habitación y con las luces apagadas.

Múltiples configuraciones de ventilador:

Se encuentran velocidades altas y bajas en la mayoría de los calefactores, lo que permite que las habitaciones se calienten más rápidamente mediante el ajuste alto y con una velocidad menor se podrá ahorrar energía y reducir la intensidad del ventilador.

Disponibles en una variedad de formas y tamaños, estos calefactores tienen muchos usos. Las unidades más pequeñas son perfectas para una oficina; las unidades de torre más grandes pueden calentar una sala de estar o un dormitorio completo. Muchos calefactores forzados por ventiladores tienen una superficie táctil fresca y son una opción más segura cuando se trata de niños y mascotas. Debido al ruido de los ventiladores, algunos pueden no preferirlos para las habitaciones.

Ubicaciones ideales: Oficinas, dormitorios y salas de estar.

3. Calefactor radiante

Los calefactores radiantes proporcionan calor inmediato usando rayos infrarrojos para calentar objetos. Este tipo ofrece calor directo, lo que los hace perfectos para calentar una parte de la habitación. Son completamente silenciosos y muy eficientes en el consumo de energía.

Con el tiempo han ganado popularidad debido a que son capaces de calentar 1,000 pies cuadrados en comparación con los 400 pies cuadrados de un típico calefactor. Debido a que algunos están construidos con gabinetes de madera, se sienten más como un mueble que como un electrodoméstico. Y por la emisión de una luz naranja cálida, para algunos no serán adecuados para las habitaciones.

Ubicaciones ideales: salas de estar, oficinas, habitaciones pequeñas, dormitorios.

4. Calefactor de panel Micathermic

Estos exclusivos calentadores híbridos liberan 80% de calor de convección y 20% de calor radiante directo. Por lo general, son livianos y muchos modelos pueden montarse en la pared. Al igual que los calefactores convencionales, son silenciosos y no dejan pasar la luz. Usan el flujo de aire de la habitación para hacer circular el calor, lo que es una ventaja para las personas alérgicas, ya que el polvo no está recirculando a través de la habitación. Sin embargo, son calientes al tacto y no se recomiendan adquirirlos si tenés niños o mascotas.

Ubicaciones ideales: oficinas, dormitorios, baños, otras habitaciones pequeñas.

En Casa del Audio tenemos una variedad calefactores. Revisá las especificaciones de cada equipo o visítanos en alguna de nuestras sucursales para que conozcas el rendimiento y versatilidad de todas nuestras opciones. Seguinos en Redes, ¡te queremos conocer!